Escribe tu email para recibir todas nuestras actualizaciones

Los MÁS...valorados

Los MÁS...visitados

Los MÁS...recientes

Histórico

Encuentra la información más completa sobre tus misterios favoritos

Un mundo de misterios

Un mundo de misterios

Patrocinadores

Los MÁS...comentados

Últimos comentarios

Categorías

Buscador

Utiliza nuestro buscador para encontrar las cosas más sorprendentes!!!

Enlaces

Páginas amigas

  • Este blog pertenece a LMblogs. Ven a conocernos!
    LMblogs, la red del ocio inmediato
     

¿Quién fue realmente el Mariscal Tito?

11 Votes | Average: 4.36 out of 511 Votes | Average: 4.36 out of 511 Votes | Average: 4.36 out of 511 Votes | Average: 4.36 out of 511 Votes | Average: 4.36 out of 5 (4.36)
Loading ... Loading ...

Josip Broz, nació en Kumrovec, Imperio Austro-Hungaro, en la región de Croacia, el 7 de mayo de 1892. Fue un obrero que deambuló por diferentes ciudades de Austria-Hungría y Baviera coqueteando con los movimientos obreros hasta que fue reclutado para luchar en la I Guerra Mundial por las potencias centrales. Fue capturado por los rusos y escapó uniéndose al ejército Rojo. Tras la guerra regresó al recien creado Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos donde tuvo una activa presencia política de marcado carácter pro-soviético.

El Mariscal Tito

Al estallar la II Guerra Mundial, Josip Broz, conocido ya como Tito, organizó el NOVIPOJ (Ejército Popular de Liberación y Separación Partisana de Yugoslavia), con el que combatió al III Reich y al estado títere de la Croacia Ustachá. En 1945, tras la liberación de Yugoslavia de la opresión nazi, Tito ejerció el cargo de Mariscal de Yugoslavia y dirigió el Estado hasta su muerte en 1980. Durante sus 35 años de mandato son conocidas sus discrepancias con el gobierno Soviético y su política de no-alineamiento que le granjeó ataques de los dos lados del telón de acero. Pero eso es otra historia.

Tras su presencia en la Guerra Civil Rusa y la I Guerra Mundial, se convirtió en un militante conocido dentro del socialismo internacional y en la organización obrera revolucionaria. Por eso no es extraño que, tras producirse el Golpe Militar del Ejército Sublevado de España en 1936, Tito acuda a apoyar a las Brigadas Internacionales para derrotar el fascismo. No es de extrañar, por tanto, que creara una oficina en París para el reclutamiento de voluntarios que engrosaran las filas de las Brigadas Internacionales. Hasta aquí parece que llegó su actividad contra el Golpe Militar.

Todo apunta a que Tito no participó en la Guerra Civil española. La televisión yugoslava publicó en su día una serie biográfica presentada por él mismo en la que afirma este hecho. Parece ser que quería dejar claro que nunca estuvo luchando en la Guerra de España.

Fotografía: Tito junto a otros combatientes de las Brigadas Internacionales. El primero por la derecha.
Tito en las Brigadas Internacionales (Derecha)

La duda surge cuando muchos combatientes, algunos brigadistas, aseguraron que Tito combatió con ellos codo a codo. Y no sólo en retaguardia, en el mismo Frente de Aragón, donde se libraron algunas de las más cruentas batallas de la Guerra. Sin embargo, sólo hay declaraciones, gente que afirma haberle visto. Nada más. Sólo una foto que no queda clara y que pudo ser tomada en cualquier otro instante.

No es extraño pensar que, si Tito hubiera combatido al fascismo en España, estuviera orgulloso de ello. Entonces, de haber ocurrido, ¿qué razón habría para ocultarlo? La leyenda de los amantes de la teoría de la conspiración dice que, quizá, Josip Broz no sobrevivió a la Guerra. Es más, ni siquiera murió “honrosamente” en batalla, sino traicionado por uno de los suyos, por la espalda. No sería el primero, ni el último. El PCUS y el PCE ejecutaron a decenas de combatientes antifascistas por no acatar al pie de la letra las ordenes llegadas del despacho de Stalin, ensimismado en su propio culto y con la creencia casi mística de que la divinidad le había puesto ahí. Y eso que todavía no había triunfado en la II Guerra Mundial. Es por ello que corrió una teoría que aseguraba que Tito fue asesinado y remplazado por un agente ruso que actuó como él hasta el final de sus días.

Atendiendo a tal extraña teoría, que habría engañado a todo el mundo durante casi 50 años, muchos han sido los que han empezado a ver fantasmas que probaría tal hecho. Se decía que Tito, en realidad, no tenía un acento claro. No tenía acento croata, ni serbio, ni esloveno, ni ningún otro de cualquier idioma o dialecto de Yugoslavia. Hablaba bien, pero se notaba que tenía un acento extraño. Obviamente, nosotros no lo podemos confirmar, pero eso se ha comentado. También está claro que un hombre que está 20 años deambulando por el mundo y hablando diversos idiomas, pueda perder su acento original.

Una leyenda cuenta que tras la II Guerra Mundial, por fin fue a visitar a su familia. Muchos han visto en este hecho un punto más a favor de la conspiración. ¿Por qué tardó tanto tiempo en ir a visitar a los suyos? Pero aún hay más. Se cuenta que tras la visita su madre dijo que ese no era su hijo. Claro, esto se puede interpretar de muchas maneras. Los conspiranoicos creen que hay que verlo en toda su literalidad, el Mariscal no era Josip Broz.

La leyenda llega hasta el propio Franco. Se cuenta que el Caudillo decía sobre Tito:“Me gustaría recibirle, con gusto le enseñaré la tumba de Josip Broz”.

Referencias:
Semanario Serbio
Vuelos a Serbia con Air Europa

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis la mejor información a diario!