Escribe tu email para recibir todas nuestras actualizaciones

Los MÁS...valorados

Los MÁS...visitados

Los MÁS...recientes

Histórico

Encuentra la información más completa sobre tus misterios favoritos

Un mundo de misterios

Un mundo de misterios

Patrocinadores

Los MÁS...comentados

Últimos comentarios

Categorías

Buscador

Utiliza nuestro buscador para encontrar las cosas más sorprendentes!!!

Enlaces

Páginas amigas

  • Este blog pertenece a LMblogs. Ven a conocernos!
    LMblogs, la red del ocio inmediato
     

El catarismo, ¿dónde, cómo, porqué?

9 Votes | Average: 4.33 out of 59 Votes | Average: 4.33 out of 59 Votes | Average: 4.33 out of 59 Votes | Average: 4.33 out of 59 Votes | Average: 4.33 out of 5 (4.33)
Loading ... Loading ...
Monumento erigido en Minerva (Francia) a los cátaros.

Monumento erigido en Minerva (Francia) a los cátaros.

Cuando evocamos la palabra catarismo, se nos despiertan extraños sentimientos. Para unos es, simplemente, una herejía de la religión cristiana nacida y desaparecida en la Edad Media, para otros fue una excusa política utilizada por los monarcas franceses para recuperar las tierras que estaban perdiendo en el sur en manos de la Corona de Aragón, para los historiadores, en su afán de rigor, es sólo una página más de la historia, pero, para otras personas, bastantes más de las que nos podemos imaginar, es un fenómeno espiritual y gnóstico que abarca mucho más allá de lo que he descrito hasta ahora.

El origen del catarismo ha provocado muchas controversias entre sus investigadores. Hay quien documenta que tiene sus inicios a partir de la influencia de los bogomilos búlgaros, los cuales basaban sus creencias en la existencia de dos hijos de Dios, Miguel y Satán (el bien y el mal), claramente dualista, y la negación del nacimiento “divino” de Jesús, negaban la validez de los sacramentos y las ceremonias católicas e interpretaban los milagros de Jesucristo en un sentido espiritual y no material.
Otros investigadores conceden su orígen en la propia desidia de la Iglesia Católica de aquella época, principalmente en la zona de la lengua de “oc”, donde sus prelados y obispos recibían a menudo llamadas de atención desde Roma por su comportamiento, acompañada de la necesidad espiritual de un pueblo que había alcanzado un estatus social de mediano bienestar en relación a las otras regiones que lo rodeaban.
Hay otros investigadores que han definido el origen que los mismos “perfectos” o “puros” (así llamaban sus seguidores a los predicadores cátaros) daban a su iglesia, basándose en las actas inquisitoriales y cartas que los religiosos católicos se escribían entre si o a Roma. Según estos documentos, los hombres de la “gleisa des bons homes e as bones dames” manifestaban ser los herederos directos de los apóstoles y de la primitiva iglesia cristiana. Su único sacramento, el “consolhament”, se realizaba por imposición de manos de la misma forma, decían, que lo hacían los primeros cristianos.

Catedral de Albi. A los cátaros también se les llamaba albigenses.

Catedral de Albi

Tampoco el origen de la palabra cátaro está clara, pues hay varias corrientes que intentan definirla, mientras que para unos proviene de la palabra griega “kazarós” que significa puro, para otros proviene del latín “cattus” que significa gato (asociado en ocasiones a los adoradores del diablo en forma de gato), otros al aleman Ketter, que según estos autores significaba “puro”, aunque en el diccionario alemán actual no aparece esta palabra, sin embargo en un documento del 1181 fechado en la ciudad alemana de Colonia por Eckbert von Schönau, se refería a unos herejes con la expresión «Hos nostra Germania cátharos appéllat». Sea como fuere ellos nunca se llamaron a si mismo por este nombre, simplemente se definían como “cristianos” ya que la “otra iglesia” era la del diablo.
Lo que si está claro es que esta religión, herejía o movimiento espiritual, como se le quiera llamar según la creencia de cada cual, que hoy llamamos catarismo nació, se desarrolló y fue víctima de una persecución que causó su total destrucción, casi exclusivamente en el sur de Francia y, desde allí se expandió un poco hacia la Corona de Aragón, principalmente los condados de los pirineos, y hacia el norte de Italia, principalmente el Piamonte.
Para definir como nació solo se puede recurrir a la especulación, pues la documentación existente de origen cátaro fue literalmente destruida por la Inquisición. Solo se tienen referencias por algunos escritos que hacían referencia a ellos, como el ya comentado de Eckbert o los de diferentes obispos, principalmente el de Tolosa, Folquet, quejándose a Roma de la expansión de la herejía.
Algunos autores, como Anne Brenon, historiadora que dirigió en Carcassonne el “Centre d’Études Cathares René Nelli” durante 18 años (1982/1998), sostienen que fue consecuencia directa de la situación de la iglesia católica que provocó el nacimiento de numerosas herejías, movidas por el intento de algunas personas, tanto del seno de la iglesa como laicas, de regresar a los primitivos orígenes del cristianismo mediante una predicación de los evangélios de forma coherente con las enseñanzas de Jesús.
Otros autores afirman que sus orígenes solamente pueden ser consecuencia de las influencias maníqueas procedentes de oriente, provocadas por el constante contacto de los comerciantes que hacían estas rutas en aquella época con las creencias dualistas que allí había establecidas.

Ritual del Consolhament

Ritual del Consolhament

En lo que parecen coincidir la casi totalidad de autores es que dificilmente puede ser una herencia directa de los primeros cristianos. Según lo que explicaban los predicadores cátaros, los apóstoles habían recibido, por medio del Espíritu Santo, la purificación. A partir de aquí éstos podían purificar a otros hombres mediante la imposición de manos (el consolhament). Cuando una persona recibía el “consolhament” debía permanecer “pura” hasta el final de sus días. Si esta persona era instruida en el conocimiento podía, a su vez, purificar a otras personas, con lo cual se transmitía la pureza de unos a otros mediante este sencillo sacramento, pero si en algún momento el “puro” cometía algun acto que le “contaminase”, ya no podía purificar a nadie más, llegando a ser invalidados los posibles consolhaments que hubiese realizado a posteriori de haber “pecado”. Tras recibir el sacramento del consolhament debían seguir unas normas muy estrictas para permanecer puros, como eran las de no comer carne ni ningún alimento procedente de vida animal, mantener una total castidad o renunciar a toda posesión material, entre otras. Así, y siempre según lo que manifestaban los “perfectos” cátaros, se había ido transmitiendo desde el tiempo de los apóstoles esa transmisión hasta llegar a ellos.
Lo que si está claro es que en su forma de vida se regían al pie de la letra por estos principios y que solamente estaban obligados a seguir estrictamente esta forma de pureza eran los que habían recibido el “consolhament”, mientras que los demás seguidores y creyentes podían hacer su vida normal. Era muy común entre la gente del pueblo, los nobles y demás seguidores, pedir el consolhament cuando se encontraban moribundos en el lecho de muerte, pues ya era muy difícil dejar de ser “puros” en esta situación o, mejor dicho, era más fácil permanecerlo hasta el final de los días.
Los cátaros puros eran llamados por sus seguidores como “perfectos” o “buenos hombres” (bons homes), también “buenas mujeres” cuando era una “pura”. Al no tener posesiones materiales siempre estaban de camino y vivían al aire libre o acogidos en los hogares de sus seguidores, solían viajar de dos en dos, el “hermano mayor” y el aprendiz o novicio y su único equipaje consistía en una larga túnica negra con capucha para resguardarse de la lluvia, el frío o la nieve,y una cuerda atada a la cintura de la que colgaba su “biblia”. Esta biblia, escrita en occitano y no en latín, les permitía leer directamente las sagradas escrituras en la lengua del pueblo, una de las cosas que les dió rápida popularidad en una época en que en las iglesias solo podían oirlas en latín que la gente normal no entendía. A medida que fue creciendo el número de seguidores y creyentes se empezaron a organizar en zonas parecidas a lo que los católicos llamaban diócesis y se establecieron jerarquías, nombrando “obispos” para cada una de las diferentes diócesis. Estos obispos que normalmente eran perfectos ya veteranos, seguían sin tener hogar, aunque se empezaron a establecer “casas cátaras”, la mayor parte de las veces pequeñas casas en las ciudades o aldeas cedidas por algún creyente para tal fin, que servían de lugar de encuentro y acogida. También se utilizaban como taller donde trabajaban jóvenes o personas sin hogar, a menudo se utilizaban para tejer las telas que vestían los propios perfectos trabajando incluso ellos mismos en los telares (en muchas zonas del sur de Francia se les llamaba “tejedores” por este motivo). Sin embargo los perfectos solían permanecer solo uno o dos días en esas casas, pues su objetivo era la predicación y siempre estaban en los caminos recorriendo villas y aldeas. Las mujeres perfectas ya era otra cosa, ellas si que solían permanecer en las casas y se cuidaban de su mantenimiento, pero no como amas de casa, si no como organizadoras de la misma. También existían las casas exclusivas para mujeres.
Cuando se inició la cruzada contra el catarismo, en 1209, la iglesia cátara ya estaba perfectamente organizada y estructurada con Obispos, Diáconos, Hermanos Mayores, Iniciados, seguidores y creyentes, aunque seguían sin tener iglesias, catedrales ni conventos, sus únicos edificios eran las “casas” y el único hogar de los perfectos seguía siendo el mundo, sus caminos, sus bosques, sus ríos, y su único techo el cielo, estrellado, soleado o nuboso (hermoso hogar, el más grande que existir pueda).

 
 

Se puede obtener información adicional sobre el catarismo y su historia en Catarismo, el Blog, autores del vídeo “Viaje al país de los cátaros”:

 

Te espera el mejor viaje de tu vida. Elije entre los muchos Hoteles en Maspalomas, ¡y disfruta!

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis la mejor información a diario!