Escribe tu email para recibir todas nuestras actualizaciones

Los MÁS...valorados

Los MÁS...visitados

Los MÁS...recientes

Histórico

Encuentra la información más completa sobre tus misterios favoritos

Un mundo de misterios

Un mundo de misterios

Patrocinadores

Los MÁS...comentados

Últimos comentarios

Categorías

Buscador

Utiliza nuestro buscador para encontrar las cosas más sorprendentes!!!

Enlaces

Páginas amigas

  • Este blog pertenece a LMblogs. Ven a conocernos!
    LMblogs, la red del ocio inmediato
     

La Inquisición y el Catarismo ¿ROMA contra AMOR?

9 Votes | Average: 3.56 out of 59 Votes | Average: 3.56 out of 59 Votes | Average: 3.56 out of 59 Votes | Average: 3.56 out of 59 Votes | Average: 3.56 out of 5 (3.56)
Loading ... Loading ...

Pocas personas he conocido que se hayan dado cuenta. La palabra Roma leída al revés significa “amor”. En latín, la lengua originaria de la región de Lazzio, de donde Roma es la capital, amor, significa lo mismo que para el castellano, con todas sus connotaciones y significados. Cuando alguien descubre esto empieza a imaginar que motivos podrían haber llevado a darle este nombre.

Aunque la leyenda cuenta que la palabra Roma desciende de Rómulo, su fundador, y algunos historiadores suponen que tiene que ver con un latín más antiguo, donde Roma significaría “ciudad encima del río”, en referencia a su situación sobre el río Tíber, no deja de ser curiosa esa acepción de Roma-amoR.

Si profundizásemos en la historia, no sería difícil darse cuenta que “amor”, lo que se dice amor, poco ha fluido desde Roma. Ya en sus orígenes, si hacemos caso a la leyenda, las disputas sobre el lugar exacto donde emplazar la ciudad provocó que Rómulo matase a su hermano Remo. El propio Rómulo invitó a sus vecinos los Sabinos a una fiesta para así poder robarles las mujeres, ya que la ciudad tenía escasez de ellas, lo que provocó un enfrentamiento entre los dos pueblos. Los años y los siglos siguientes, si destacan en algo, es por la sed de expansión de la ciudad, hasta llegar a convertirse en un gran imperio. ¿Realmente significará Roma el antagónico de Amor?

No es tampoco casualidad que fuese un trovador provenzal el primero en reflejar en una de sus canciones este antagonismo de las dos palabras, en referencia a la cruzada que Roma había lanzado contra sus tierras con la excusa de la extinción del catarismo.

También en Roma tuvo su origen una de las instituciones religiosas que menos “amor” ha vertido y que más odio ha generado, me refiero, evidentemente a la “Inquisición”.
Prácticamente todo el mundo ha oído hablar de la Inquisición y conoce, más o menos, cual era su función, pero ¿cuanta gente sabe que la Inquisición nació, precisamente, para terminar con el catarismo?

Los antecedentes de esta institución cabría buscarlos en el s. IV, cuando la religión cristiana se convierte en la doctrina oficial del estado romano y empieza a tomar forma la iglesia católica. En ese momento se empieza a considerar el concepto de herejía como algo peligroso para los intereses del estado y, en su momento, San Agustín, aprobó, no sin reservas, que el estado pudiese actuar contra los herejes, aunque el único castigo que se les imponía era el de la excomunión.

En 1187, con motivo de la expansión del catarismo en el sur de Francia, nacería el germen de lo que, pocos años después, sería la definitiva institución inquisitorial. En ese momento, el poder y las decisiones a tomar contra los herejes, quedan en manos de los obispos, aunque al tener como único castigo la excomunión, poco pudieron hacer en su lucha contra la expansión de la nueva doctrina, ya que a los cátaros no les importaba en absoluto ser excomulgados.

En medio de todo esto aparece una figura, a la que muchos achacan el origen de la Inquisición, Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Predicadores, más conocida como los Dominicos. En realidad Santo Domingo no fue el instigador y, mucho menos, el fundador de la institución, ya que cuando ésta nació él ya había muerto, pero, veamos con algo más de detalle estos acontecimientos.

Santo Domingo de Guzman con la Virgen por Fra Angelico - Claustro del convento de San Marcos en Florencia

Santo Domingo de Guzman con la Virgen por Fra Angelico - Claustro del convento de San Marcos en Florencia

Santo Domingo (Domingo de Guzmán Garcés) nació en el Reino de Castilla el 1170, en un pueblo llamado Caleruega, y era sobrino del arcipreste de Gumiel de Izán, quién se encargó de su formación durante su infancia. Los años de adolescencia y juventud los pasó estudiando en Palencia y en 1190, al recibir la tonsura y terminar los estudios de arte, fue nombrado canónico de la catedral de Osma, por ello también es conocido como Santo Domingo de Osma. En 1205 el Obispo de Osma, monseñor Diego de Acebes, realizó un viaje a Dinamarca, encargado por el rey Alfonso VII, como “Embajador Extraordinario”, para concertar la boda del príncipe Fernando. En este viaje lo acompañó Santo Domingo, el cual, al cruzar por tierras provenzales, entró en contacto con el problema que la iglesia católica tenía con el catarismo. A su regreso de la misión, en 1206, solicitó permiso al Papa Inocencio III para establecerse en el Languedoc, ya que durante su viaje había observado que uno de los principales éxitos del catarismo radicaba en su forma de actuar, mediante predicaciones directas a la población. Aunque el Papa le había concedido los obispados de Conserans, Béziers y Cominges, él renuncio a los mismos, ya que su intención era la de predicar en la misma forma que lo hacían los cátaros.

Su labor no siempre resultaba productiva pero, en algunas ocasiones, había conseguido rotundos éxitos en los debates que se organizaban entre cátaros y católicos, dependiendo de quién tuviese delante.

Cúpula de la catedral de Santo Domingo en Bolonia

Cúpula de la catedral de Santo Domingo en Bolonia

Con los años se dio cuenta de que aquella labor no era para un hombre solo así que, en 1215, fundó en Tolosa, la primera casa para enseñar a otros frailes la forma de predicar. Tras conseguir que se unan a su proyecto otras personas y diversos viajes a Roma para que le aprobasen los estatutos, el 22 de diciembre de 1216 recibe del papa Honorio III la bula “Religiosam Vitam” por la que confirma la Orden de Predicadores. Mientras, la cruzada contra el catarismo, parece haber puesto fin al problema y Santo Domingo se dedica a viajar a otros lugares y a extender su Orden, dejando relegado el Languedoc. La expansión de la Orden se realiza de una forma rápida y Santo Domingo fijaría su central en Bolonia, donde fallecería el 6 de agosto de 1221.

Como se ha visto, en ningún momento, Santo Domingo tiene intención de exterminar a los herejes mediante hogueras, ni nada parecido, su único afán es el de convencerlos con las mismas armas que utilizan los obispos cátaros, la predicación directa. Ahora bien, el exterminio cátaro no había sido realmente efectivo con la cruzada, una vez finalizada ésta el catarismo revive, aún con más fuerza.
Efectivamente, después de la muerte del líder militar de la misma, en 1218, Simó de Monfort, las fuerzas militares francesas que ocupaban la región se debilitan y los nobles provenzales, a partir de 1220, inician el contraataque, regresando de sus exilios forzosos y recuperando buena parte de sus tierras durante los años siguientes. Esta nueva situación provoca que el catarismo resurja, de donde quiera que estuviese escondido y en 1224 es aún más fuerte y se encuentra más expandido que antes de la cruzada.

En 1231, la iglesia de Roma se ve obligada a crear un nuevo concepto para intentar terminar, de una vez por todas, con las herejías, ya no son solo los cátaros, otras herejías se vuelven fuertes, los valdenses, los patarinos, en todas partes le surgen enemigos, de esta forma el Papa Gregorio IX firma los estatutos “Excommunicamus”, mediante el cual se crea, de forma ya oficial, el tribunal de la Inquisición (Inquisitio Haereticae Pravitatis Sanctum Officium = Investigación del Defecto Herético por el Santo Oficio, es su traducción literal), dependiente directamente del Papa, con poder para decidir la condena de los herejes, hasta llegar, si es necesaria, a la de la hoguera. No sería hasta 1232, con la publicación de la “Bulla Ille humani generis”, del propio Gregorio IX, que se confía la Inquisición a la Orden dominica. Por lo que se puede comprobar, ni Santo Domingo de Guzmán ni su orden son los responsables del nacimiento de la Inquisición, aunque la Orden, al recibirla, se lo tomó muy a pecho.

En 1252 saldría de Roma la última de las “bulas” que configuraría definitivamente el poder de la Inquisición, la “Ad Extirpandia”, por la que se legitima la tortura como medio de confesión de los herejes. El objetivo de esta bula era lograr conocer el paradero de los cátaros que habían escapado hasta entonces de la Inquisición, la mayoría de los cuales permanecían escondidos o refugiados fuera de las nuevas fronteras francesas. De esta forma consiguieron atrapar a muchos cátaros, incluido el último cátaro conocido, Guillem Bellibasta, en 1321, que permanecía refugiado en tierras de Castellón, dentro de la Corona de Aragón, autor, según la leyenda, de la “Profecía del Laurel”, de la cual hablaremos en otra entrada.

En realidad el Tribunal de la Santa Inquisición ha servido más a objetivos políticos que religiosos, primero en Francia, cuando el rey San Luis y su madre, Blanca de Castilla, como regente tras la muerte de aquel, lo utilizaron como arma para recuperar los territorios provenzales, y, posteriormente, en España, con objetivos parecidos de confirmación de poder y supremacía de la corona de Castilla. Pero sea como fuere, su primera misión, la de exterminar el catarismo, la llevó a cabo con contundente eficacia. Una vez más Roma se imponía a amoR. ¿Volverá a suceder en el futuro?

 

_____________________________________________________

Ya va siendo hora de que te tomes esas vacaciones que llevas atrasando desde… ya ni te acuerdas, ¿verdad? Bueno, hoy te traigo una buena noticia: con Vueling te costará menos y lo disfrutarás más. ¡Pásalo bien!

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis la mejor información a diario!